Saquean su casa y luego lo matan en una trilla

JLGIdentificanmuertoapuñaladas
La familia presume que a Héctor Fuenmayor lo estrangularon con el cable del mouse, se lo llevaron a un barrio y lo apuñalaron. La Policía no tiene rastros de los homicidas ni móvil del crimen. A la víctima la identificaron ayer. Apenas interrogan a vecinos y amigos

El cadáver de Héctor José Fuenmayor González (33) lo encontraron semidesnudo y con cinco heridas de arma blanca en la espalda, cerca de un charco en el barrio Los Rosales. Ninguno en la comunidad lo reconoció, su familia lo identificó ayer en la morgue forense. Lo mataron luego de robarle todos los electrodomésticos de su casa, en Villa Baralt, a unos kilómetros de donde encontraron su cuerpo.

A los Fuenmayor les llegaron los rumores de que unos delincuentes habían robado a uno de los vecinos de Villa Baralt. Ellos no se preocuparon, habían hablado con su pariente horas antes y estaba todo bajo control. Les sorprendió enterarse de su homicidio.

Los familiares explicaron que se llevaron la computadora, cocina, los aires acondicionado, dos televisores, el sonido, los teléfonos, prendas de oro, dinero en efectivo y todo cuanto pudieron. Todo lo montaron en la Silverado de Héctor. Presumen que este se resistió a perder sus bienes, lo estrangularon con el cable del mouse, lo apuñalaron y lo lanzaron en otro barrio cercano.

La Policía rastrea la camioneta de la víctima. Aún no tienen un móvil claro del asesinato. Apenas entrevistan a los familiares y vecinos del occiso.

Paola Hernández/Jéssika Palma Ferrer/La Verdad