Pensionados sufren para cobrar los dos meses de aguinaldos

En vísperas de la época decembrina, los pensionados se dirigieron a los bancos para hacer efectivos los dos primeros meses de aguinaldos, reseña El Sol de Margarita.

Este trámite fue regulado por el Ejecutivo nacional, con la finalidad de facilitarle a las personas de la tercera edad el cobro de este bono.

La resolución emanada de la Superintendencia de Bancos, expresa que las entidades bancarias están en la obligación de abrir sus agencias a los pensionados una hora antes del horario habitual.

Así mismo, este decreto oficial establece que los directivos de los bancos deben asegurarse que los cajeros de esas entidades paguen los dos meses de aguinaldo única y exclusivamente con billetes de alta denominación, es decir, billetes de 100 bolívares, sin excepción alguna.

La realidad de esta problemática resulta contradictoria. Desde tempranas horas de la mañana de este martes se evidenciaron las colas de hombres y mujeres mayores, pero que circulaban de manera desigual.

En una sucursal financiero de Porlamar la cola fluía con rapidez y el proceso se llevó a cabo con facilidad.

Nelly Rincones, pensionada, expresó que al poco tiempo de haber llegado, había avanzado rápido y sin ningún problema. Al igual que Antonio Rosales, quien coincidió con su compañera de jornada de cobro.

Mientras que en otra institución bancarias, una multitud al borde del desespero reclamaba el ingreso al sitio.

Las personas enfiladas desde las 5:00 de la mañana, presentaban quejas debido a que el banco abrió sus servicios a las 8:30 a.m., y no fue hasta alrededor de las 11:00 de la mañana que los encargados de la vigilancia dejaron entrar al primer grupo de pensionados.

José Contreras, pensionado de esta entidad, con una sonda vesical a cuestas, expresó total indignación por las seis horas que tenía en las afueras del banco.

Los vigilantes de la entidad bancaria se convirtieron en una piedra de tranca para los pensionados.

Decenas de mujeres y hombres que sobrepasaban los sesenta años, permanecieron en las colas para hacer efectiva la pensión, durante más de seis horas.

Desde las 5:00 de la mañana empezó una tortuosa jornada que, sin consideración de parte de ningún empleado bancario, resultó ser una explosión de dolencias, quejas y reclamos sobre la situación inhumana a la que estaban siendo sometidos.

Pagos con billetes de dos bolívares, la apertura tardía y la absoluta dejadez por parte de los entes de seguridad de la zona, desataron la ira de estas personas que exigían respeto y consideración a su condición de clientes pertenecientes a la tercera edad.

Indignación

Los pensionados no escaparon del abuso de las entidades bancarias. Más de seis horas
los hicieron esperar bajo el sol inclemente a las afueras de los bancos para poder cobrar los dos primeros meses de aguinaldo.