OLP sale en busca de Jhon Wade y su banda

Unos 900 efectivos se desplegaron por La Cañada de Urdaneta. Ultimaron a tres secuaces entre el sector El Venado y La Yaguasa. El comandante de la Zodi-Zulia informó que capturaron a 14 delincuentes, recuperaron 19 vehículos y 27 motos y se incautaron 170 kilogramos de alimentos

Los cuerpos de seguridad amanecieron activados para una nueva fase de la Operación Liberación del Pueblo (OLP) en La Cañada de Urdaneta. En el operativo ultimaron a Wilson Varela Arenas (23), Marcos Antonio Urdaneta Soto y Denny Valera Carvajal, alias el “Pipe”, todos pertenecen a la banda de Jhon Wade.

El operativo inició a las 5.00 de la mañana y participaron entre 700 y 900 efectivos, adscritos a la Policía científica, la Policía regional y la Guardia Nacional. Carlos Suárez Medina, comandante de la Zodi-Zulia, informó, en rueda de prensa, que capturaron a 14 sospechosos, entre ellos ocho indocumentados y siete solicitados; desmantelaron una banda, se incautaron cuatro armas de fuego, recuperaron 19 vehículos y 27 motos, retuvieron 123 estantillos y 170 kilogramos de alimentos.

Los funcionarios de la Policía científica localizó la guarida de Varela, en una casa sin número del barrio El Venado. Usó una pistola Browling, nueve milímetros, para evitar que lo detuvieran y lo liquidaron. Mientras que el Conas ultimó a Soto y al “Pipe”, en el sector El Rosado. Ambos cadáveres los trasladaron al Hospital Concepción I y de allí a la morgue forense.

El “Wilson” estaba solicitado por homicidio intencional desde marzo y el arma de fuego con la que se enfrentó a las comisiones la reportaron por  hurto desde el 7 de septiembre. Urdaneta presentó antecedentes por robo agravado de vehículo y aprovechamiento de vehículo proveniente de robo.

La banda

Los oficiales explicaron que a la organización criminal la coordina desde el exterior Jhon Wade. Desde 2013 la investigan y rastrean a sus integrantes, quienes se especializaron en el homicidio, el cobro de extorsiones, robo y lesiones con armas cortas, largas y hasta explosivos.

Los reportes del cuerpo detectivesco lo relacionan con delitos en las parroquias La Concepción y Chiquinquirá en La Cañada y Santa Lucía en Maracaibo. Se les vincula, además, con crímenes en la Costa Oriental y Sur del Lago. Los principales ingresos los perciben del pago de sus víctimas por rescate de vehículos, la venta de armas y cobro de vacunas, aunque hay quienes los relacionan con narcotraficantes. En los últimos tres años han liquidado al menos 35 integrantes.

Se utilizaron hasta tanquetas para ingresar a las barriadas.

 

Ricardo Serrano/La Verdad