Los nuevos billetes llegaron a entidades financieras privadas

Las piezas de 500, 5.000 y 20.000 bolívares serán distribuidas a partir del lunes a través de las taquillas de las agencias bancarias

Dulce María Rodríguez/El Nacional

Desde el jueves en la tarde los bancos privados comenzaron a recibir los nuevos billetes. Fuentes vinculadas al sistema financiero dijeron que ya están en sus bóvedas las piezas de 500, 5.000 y 20.000 bolívares provenientes del Banco Central de Venezuela, de acuerdo con el cronograma establecido en una reunión con el gobierno esta semana.
Una de las fuentes señaló que el lunes 16 de enero, día en que oficialmente comenzarán a circular, según el presidente Nicolás Maduro, las agencias bancarias deben esperar la autorización del instituto emisor para empezar a dispensar los nuevos billetes a través de sus taquillas de atención al cliente.
Refirió que la distribución de las piezas se realizará únicamente en los estados Carabobo, Aragua, Miranda y Distrito Capital y no en todo el territorio nacional. En Caracas todas las agencias financieras que tienen taquilla de atención al cliente tendrán disponibles los billetes.
Otra fuente aseveró que a cada banco le fue entregada una cantidad de billetes distinta para distribuir entre sus agencias ubicadas en los estados de la región central, pero considera que la cifra es insuficiente para atender los requerimientos actuales de la población. “Dada la poca cantidad, los nuevos billetes durarán apenas horas en la agencia”, afirmó.

Los bancos a los que no llegarán los nuevos billetes continuarán recibiendo remesas de 50 y 100 bolívares, los de mayor denominación en el actual cono monetario. Añadió que en los estados fronterizos aplicarán un régimen especial para evitar la fuga de los billetes, pero se desconocen los detalles.
Los cajeros automáticos de los bancos inicialmente no dispensarán los nuevos billetes por orden del Ejecutivo, y continuarán entregando billetes de 100 bolívares. La fuente agregó que adecuar la red de cajeros automáticos a los nuevos signos monetarios tardará más de un mes.

La medida, que sería implementada el 15 de diciembre, como declaró ese mes el presidente del BCV, Nelson Merentes, se pospuso más de 30 días por el retraso en el arribo de las piezas a Venezuela. En aquel momento, Maduro lo atribuyó a un “sabotaje internacional”.
Los especialistas rechazaron la tesis del Ejecutivo y aseguraron que no era la primera vez que el gobierno acusaba a terceros para justificar su ineficiencia. Indicaron que el retraso se debió a la improvisación.
Sin embargo, todavía faltan por llegar los billetes de 1.000, 2.000 y 10.000 bolívares que completarían la nueva familia de signos monetarios. Por ello, las fuentes consideran que el primer mandatario anunciará una nueva prórroga del billete de 100 bolívares, ya que las nuevas piezas son insuficientes para satisfacer la demanda.