Liquidan a sicario de los Wade en La Concepción

MARACAIBO VENEZUELA: 08/02/2011 MADRUGONAZO OPERATIVO REALIZADO POR EL CICPC DESMANTELA VARIAS BANDAS DE DELINCUENTES Y CAPTURA DOS HOMICIDAS EN SANTA ROSA DE AGUA

El “Manga” pertenecía a la banda de Jhon Wade, dedicada al sicariato y a la extorsión en el municipio La Cañada de Urdaneta. Trabajaban juntos desde 2005. La primera vez que los detuvieron fue el 12 de enero de 2006

Las patrullas incomunicaron al sector El Golfito, en el municipio Jesús Enrique Lossada, ayer a las 9.45 de la mañana. Los funcionarios del Eje de Vehículos de la Policía científica se enfrentaron a tiros con Joel David Navarro Rincón (34), apodado el “Manga” y sicario de la banda de John Wade.

Navarro lideraba una banda de ladrones de carros que azotaba entre los kilómetros 18 y 72. Las denuncias se hicieron tan frecuentes que los funcionarios comenzaron a rastrear la guarida del “Manga”. El fugitivo se resistió a entregarse, disparó contra los detectives y estos lo mataron. En la balacera hirieron a un niño de 10 años. Según la Policía, el pequeño está fuera de peligro.

El “Manga” pertenecía a la banda de Jhon Wade, dedicada al sicariato y a la extorsión en el municipio La Cañada de Urdaneta. Trabajaban juntos desde 2005. La primera vez que los detuvieron fue el 12 de enero de 2006. Los efectivos de Polisur los atraparon en el barrio San Ramón junto a Gabriel Antonio Ferrer Hernández y Argenis José Maldonado Henríquez. Los acusaban del asesinato de Raúl Octavio García Rincón (46), delegado sindical petrolero, dentro de un camión Chevrolet 350 blanco, placa A505ABI, en la urbanización La Popular. En la balacera hirieron a Ángel Alirio Mendoza.

Ese mismo año, los cuatro detenidos por el caso quedaron en libertad, por orden del Juzgado octavo de control del Tribunal Supremo de Justicia.

En sus días de andanzas, el “Manga” trabajó para Américo Salas Meleán  y para la banda del “Chamut”. Entre sus últimos crímenes está el de Endry Rosales, a quien asesinaron en febrero de 2009. Navarro asistió al sepelio de su víctima y tiroteó 11 veces a un expolicía y a su pareja Carla Sulbarán. Solo murió la mujer. Desde esa fecha estaba prófugo.

 

La Verdad