Las claves de la Batalla de Mosul, la ofensiva más grande realizada contra el Estado Islámico en Irak

Fuerzas kurdas de los peshmerga, la coalición internacional liderada por Estados Unidos, fuerzas de Turquía, combatientes tribales sunitas y milicias chiitas ayudarán al Ejército de Irak en la importante ofensiva contra el yihadismo

Las fuerzas iraquíes comenzaron la ofensiva más grande realizada hasta el momento en ese país contra el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) con el fin de recuperar la ciudad de Mosul, la segunda ciudad más grande de Irak y último bastión urbano  en poder del grupo yihadista desde hace dos años.

La denominada Batalla de Mosul tiene importantes características estratégicas por tratarse de una ofensiva clave contra ISIS en una de sus zonas de mayor influencia y puede durar meses. El primer ministro iraquí, Haider al Abadi, anunció la esperada misión antes del amanecer del lunes.

La ofensiva contra la organización yihadista incluye a distintas fuerzas, facciones y países que en oportunidades se enfrentaron por otros motivos pero que en este caso se encuentran mancomunados contra ISIS.

Hay más de 25.000 hombres, además de los soldados iraquíes, y entre ellos se encuentran las fuerzas kurdas de los peshmerga, la coalición internacional liderada por los Estados Unidos, las fuerzas de Turquía, combatientes tribalessunitas y milicias chiitas que ayudarán a las fuerzas de seguridad de Irak en esta batalla.

Fuerzas iraquíes arman un mortero para la Batalla de Mosul (AFP)

Fuerzas iraquíes arman un mortero para la Batalla de Mosul (AFP)

 Rodear la ciudad y asaltarla

El Ejército de Irak busca abrirse paso en los caminos rumbo a Mosul mediante sus tropas terrestres, deberán avanzar decenas de kilómetros sobre pueblos tomados por ISIS. Una vez en la ciudad, las fuerzas de ese país buscan rodear la zona y luego lanzar un ataque aéreo en su interior. La táctica es similar a la utilizada de manera efectiva para retomar las ciudad de Ramadi y Tikrit, que también se encontraban en poder de ISIS.

El asalto en el interior de Mosul, luego de ese ataque, estará a cargo de una fuerza iraquí de elite antiterrorista, que en muchas oportunidades se enfrentó a los yihadistas.

La coalición internacional liderada por los EEUU también realizará ataques aéreos, con aviones y helicópteros Apache, contra posiciones de ISIS una vez que el Ejército de Irak ingrese en la ciudad para darle soporte a las tropas terrestres.

Vehículos blindados del Ejército iraquí avanzan sobre Mosul (AFP)

Vehículos blindados del Ejército iraquí avanzan sobre Mosul (AFP)

Las fuerzas iraquíes están equipadas con rifles de asalto y de precisión, armas automáticas pesadas y ligeras, minas antipersonales, protecciones para los soldados, tanques, distintos tipos de artillería, helicópteros y aviones caza Su-25 y F-16.

Australia, que forma parte de la coalición internacional, contribuye en la Batalla de Mosul con seis aviones F/A-18 Hornet, un KC-30A y un E-7A Wedgetail, además de 780 soldados desplegados en Oriente Medio, de los cuales 80 pertenecen al grupo de operaciones especiales.

Los tanques iraquíes reciben el apoyo aéreo de la coalición internacional  (AFP)

Los tanques iraquíes reciben el apoyo aéreo de la coalición internacional  (AFP)

Un soldado iraquí prepara la artillería (AFP)

Un soldado iraquí prepara la artillería (AFP)

El general de brigada Haider Fadhil dijo que sus hombres tenían previsto continuar el avance al amanecer, pero habían pospuesto la operación para que las fuerzas kurdas logren acercarse y así unificar el poder de impacto, mientras soporte aéreo estadounidenses les abre paso hacia el bastión controlado por los yihadistas .

Comandantes peshmerga sobre el terreno estimaron que ya recuperaron nueve pueblos y movieron la línea del frente contra ISIS en ocho kilómetros. El frente de batalla al este de Mosul se encuentra ahora a unos 30 kilómetros de la ciudad.

Policía Federal iraquí con máscaras de gas listas para la batalla (AFP)

Policía Federal iraquí con máscaras de gas listas para la batalla (AFP)

Un vehículo Humvee del Ejército de Irak que enfrentará al Estado Islámico (AFP)

Un vehículo Humvee del Ejército de Irak que enfrentará al Estado Islámico (AFP)

 Bombas, fosas y escudos humanos

La táctica de ISIS para esta batalla también es motivo de análisis para las fuerzas que ingresarán en el “teatro de operaciones”. Como los yihadistas estarán reducidos en número, utilizarán técnicas de “golpear y huir” comoemboscadas, fosas improvisadas en el suelo como trampas para las tropas en avance, bombas y francotiradores, todo para intentar reducir a las tropas iraquíes.

Los yihadistas colocaron bombas en cientos de lugares: caminos, construcciones y casas. Otro de los elementos usados por ISIS son los “escudos humanos”, civiles tomados de rehen y puestos frente a sus combatientes para lograr el avance de posiciones sin ser atacados.

El frente de batalla se encuentra al este de Mosul y a 30 kilómetros de la ciudad (AFP)

El frente de batalla se encuentra al este de Mosul y a 30 kilómetros de la ciudad (AFP)

Blindados iraquíes (AFP)

Blindados iraquíes (AFP)

ISIS tiene fuerte armamento de rifles y fusiles de asalto, armas automáticas y vehículos blindados, aunque carece de soporte aéreo por las características de sus milicias.

Los yihadistas aseguraron haber realizado 12 ataques suicidas el lunes contra las fuerzas que avanzan hacia Mosul, ocho de ellos dirigidos contra los peshmerga, según los reportes de la agencia de noticias yihadista Aamaq.

(AFP)

(AFP)

El después de la batalla

Distintas entidades internacionales y las agencias humanitarias de Naciones Unidas advirtieron que la batalla para liberar Mosul podría provocar “una catástrofe”, y “la más larga y compleja situación humanitaria” durante 2017.

En teleconferencia desde Irak, Thomas Lothar Weis, jefe de la misión de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) en el país, advirtió que “cientos de miles de desplazados” abandonarán la ciudad durante las semanas y meses que dure la campaña militar.

AFP

AFP

Francia e Irak organizarán el jueves en París una reunión ministerial con unos veinte países para “preparar el futuro político de Mosul” luego de que se logre sacar a ISIS de esa ciudad, anunció el martes el jefe de la diplomacia francesaJean Marc Ayrault.

“Hay que anticiparse, preparar el ‘día después’ y la estabilización de Mosul tras la batalla militar”, declaró Ayrault, quien precisó que Irán, país muy influyente en el conflicto iraquí, no fue invitado a participar en la ofensiva.

por agencias en noticiasaldiayalahora.co