La última visita a la tumba de su madre

109268b
Diez veces dispararon contra Edier Luis Salcedo en el Cementerio Municipal El Guayabo, en el municipio Catatumbo. Se desangró sobre el sepulcro. La Policía aún no tiene pistas de los culpables. Investigan e interrogan a los familiares y amigos de la víctima. Por ahora se inclinan a la venganza como móvil

Andrea Querales/La Verdad

Edier Luis Salcedo Ortega (21) llegó al Cementerio Municipal El Guayabo, en el municipio Catatumbo, para visitar la tumba de su progenitora, sin saber que dos sicarios lo seguían.

Los detectives informaron que el hombre ingresó el martes a las 8.00 de la noche al panteón, seguidamente retumbaron 10 detonaciones. Los trabajadores no vieron a los homicidas, tardaron horas en encontrar el cadáver de Salcedo entre las fosas.

Los obreros explicaron a los policías que el cuerpo lo encontraron frente al sepulcro. De sus homicidas no había rastro, desconocen cuántos y cómo eran.

La población de El Guayabo, en la parroquia Udón Pérez, despertó con la noticia del sicariato. Una comisión de la Policía regional se acercó al camposanto y resguardó el sitio hasta que llegaron los sabuesos de la Policía científica, realizaron las experticias correspondientes, recolectaron evidencias y levantaron el cuerpo para llevarlo a la morgue.

Los detectives inclinan el motivo del homicidio a una venganza por la cantidad de tiros que le hicieron a Salcedo, también consideran que los autores del hecho lo siguieron hasta encontrar el momento indicado donde pudieran acribillarlo.

Los funcionarios aún no tienen pistas de los culpables pero investigan el entorno del occiso para así poder rastrear a los sicarios y esclarecer el motivo.