La joven rusa que se enamoró de un yihadista del Estado Islámico y sería condenada por terrorismo

La estudiante de Filosofía embelesada por un combatiente que la invitó a casarse a Siria fue detenida en el camino y acusada en su país

Una estudiante rusa que viajó hacia Siria para seguir a un combatiente del Estado Islámico que la enamoró enfrenta un juicio por terrorismo, acusada de unirse a una organización yihadista.

Varvara Karaulova, de 20 años, estudiaba Filosofía en Moscú cuando el amor por un sujeto que la contactó a través de redes sociales la hizocambiar de estilo de vida. La joven se interesó en el islam y comenzó a usar un pañuelo en la cabeza, hasta que en 2015 desapareció de su casa.

Karaulova había caído enamorada de Airat Samatov, un ciudadano ruso que, según las autoridades, está combatiendo junto con el ISIS y ha usado otras identidades en las redes, como Vlad, Artur Sokolov y Adam.

La joven está detenida en la famosa prisión de Lafortovo bajo estrictas condiciones de seguridad (AFP)

La joven está detenida en la famosa prisión de Lafortovo bajo estrictas condiciones de seguridad (AFP)

Su padre denunció su desaparición y rastreó su paradero hasta Turquía, donde fue capturada en la frontera con Siria junto a un grupo de mujeres. Su regreso a Rusia fue cubierto en los medios e inicialmente las autoridades afirmaron que no había cometido ningún crimen, pero luego quedó acusada y detenida.

No me uní a nada, no soy una terrorista“, expresó la joven hace dos semanas en el inicio del juicio. Para su abogado, Karaulova atravesaba un período de baja autoestima en su adolescencia, lo que la hizo vulnerable a los mensajes que recibía. “Es una persona reservada, nadie sabía lo que le pasaba”. Además, resaltó que el hombre que la invitó a Siria “fue su primer amor”.

Karaulova se cambió el nombre a Alexandra Ivanova para intentar evitar la atención de los medios (AFP)

Karaulova se cambió el nombre a Alexandra Ivanova para intentar evitar la atención de los medios (AFP)

Actualmente, la acusada se niega a responder sobre sus creencias religiosas, pero ya no se cubre la cabeza y usa maquillaje y vestidos coloridos.

Regina Velimetova, una mujer que viajó junto a Karaulova en la frontera turca, participó como testigo en el proceso judicial y recordó que la joven lloraba y extrañaba a sus padres. “Me dijo que iba a Siria porque se había enamorado de un hombre que vivía allí y la invitó a casarse. Las mujeres quieren un matrimonio bajo la ley islámica”, indicó.

Rusia tiene un rol clave en Siria, donde bombardea a los opositores del régimen de Bashar al Assad (AFP)

Rusia tiene un rol clave en Siria, donde bombardea a los opositores del régimen de Bashar al Assad (AFP)

Aunque Karaulova insiste en que es inocente y que nunca pretendió unirse a ninguna organización, ya que sólo quería estar con el hombre que amaba, el veredicto se conocerá a fines de octubre y podría condenar a la joven a hasta cinco años de prisión.

Por su parte, el abogado criticó con dureza a las autoridades rusas. “Este juicio es un show. Desafortunadamente, eligieron a una víctima que no tiene nada que ver con las actividades terroristas”, expresó.