La FIFA revisará las denuncias por abusos sexuales ocurridos en la liga inglesa

La historia de Andy Woodward, violado por un entrenador llamado Barry Bennell, inspiró a Paul Stewart a contar su verdad

El organismo internacional consideró que “la protección de los niños y los jóvenes es fundamental en el fútbol”. La Federación Inglesa busca conocer si fueron casos aislados o si existía una red de pedofilia en el Reino Unido en las décadas de los años 70 y 80

Luego de las denuncias por abusos sexuales en la liga de Inglaterra, la FIFA informó este lunes que está “vigilando” esas acusaciones.

“Somos conscientes de las acusaciones”, señaló la organización a través de un comunicado. “La FIFA considera que la protección de los niños y los jóvenes es fundamental en el fútbol y vamos a seguir de cerca la situación”.

Este domingo la Federación Inglesa de Fútbol (FA, por sus siglas en inglés) confirmó que comenzará una investigación junto con la Policíapara averiguar qué hubo detrás de los abusos denunciados en los últimos días por ex futbolistas.

Andy Woodward, Steve Walters y Paul Stewart, todos ex jugadores ingleses, rompieron el silencio y contaron que sufrieron abusos por distintos entrenadores.

Paul Stewart contó que tuvo que recurrir a las drogas para borrar su memoria

Paul Stewart contó que tuvo que recurrir a las drogas para borrar su memoria

Estas declaraciones causaron un fenomenal impacto en los medios y han provocado que ahora cuatro cuerpos policiales estén investigando las acusaciones y que se haya abierto una línea directa del NSPCC (una organización británica dedicada al cuidado de menores), que ya ha recibido más de 100 llamadas.

La experta en protección infantil Kate Gallafent trabajaré en conjunto con la FA para intentar descubrir si durante los años 70 y 80 existió una red de pedofilia en el Reino Unido que estuvo vinculada con el fútbol.

La sospecha de las autoridades es que en los años 70 y 80 existió una red de pedofilia en el Reino Unido

Paul Stewart, el último de los ex futbolistas que contaron su calvario, relató que los abusos y las amenazas que recibió le arruinaron la vida: “Al principio bebía para afrontarlo y bebía hasta no pensar en ello. Después empecé a tomar drogas para olvidar los abusos”.

Por su parte, Andy Woodward y Steve Walters contaron ante cámara que fueron atacados sexualmente por el entrenador Barry Bennell, quien estuvo en prisión nueve años tras admitir 23 delitos sexuales.

por Infobae en noticiasaldiayalahora.co