La desgarradora carta de la controladora aérea que atendió las comunicaciones en la tragedia del Chapecoense

507610_1

Si alguien ha despertado solidaridad en los días posteriores a la tragedia aérea es Yaneth Molina. La controladora aérea fue la encargada de atender las comunicaciones entre el piloto Miguel Alejandro Quiroga y la Torre de Control la noche del accidente que hoy enluta a Colombia, a Bolivia, a Brasil y al mundo del fútbol.

En la mañana del miércoles se hizo público el audio que revela cómo la funcionaria intentó manejar con calma la situación, sin que el avión lograra llegar a buen puerto. La conversación estremeció a millones de personas y le ha dado la vuelta al mundo.

Esa noche el piloto se comunicó con ella y le dijo: “Necesitamos prioridad para la aproximación directa. Se nos ha presentado un problema de combustible”.

Molina le contestó: “Entiendo que necesita prioridad para su aterrizaje. Igualmente con problema de combustible ¿Correcto?” El piloto respondió: “Afirmativo”.

Estoy con emergencia de combustible, señorita, por eso le pido de una vez puerto final”, continuó el piloto. “Necesito descenso inmediato”, agregó.

Molina le dio paso y le preguntó si podía iniciar el descenso por la derecha. La conservación continuó minutos más, hasta que ella en un momento intentó volver a tener contacto. “¿Qué altitud tiene ahora?… Lamia 933, ¿posición?”. Nadie contestó.

En los últimos días, algunas voces han reflexionado sobre la presión y el impacto psicológico que debe tener la tragedia sobre Molina. Carlos Ferney Llano, presidente de la Asociación Colombiana de Controladores Aéreos, contó que “ella está en muy mal estado… es un tema muy duro. Ella sabe que cuenta con el apoyo de todos nosotros y eso fortalece… Ella actuó profesionalmente, mantuvo la entereza…”.

En una sentida carta que fue entregada a los medios en la mañana de este jueves en la que agradeció los mensajes de apoyo que ha recibido “de todos los rincones del país”, señaló: “Nuestro trabajo es tan especial, que hoy me puso en estas circunstancias de modo tiempo y lugar para enfrentarme a la crudeza de la realidad que resultó de este impase”.

Molina, que también es comunicadora social – periodista, aseguró que en el momento de la emergencia hizo todo lo posible: “Puedo afirmar con absoluta certeza que de mi parte hice lo humanamente posible y lo técnicamente obligatorio para conservarles la vida a esos usuarios del transporte aéreo, lamentablemente mis esfuerzos resultaron infructuosos por las razones que son de todos ustedes conocidas”.

Según le dijo a Semana.com el director de la Aerocivil, Alfredo Bocanegra, la operadora fue removida de su cargo temporalmente luego del accidente para ser atendida por psicólogos, como indica el protocolo que se debe hacer.

A CONTINUACIÓN LA CARTA COMPLETA:

Medellín, noviembre 30 de 2016

Apreciados compañeros:

Es para mí reconfortante saber que aún en este medio tan difícil cuento con el apoyo de ustedes. De todos los rincones del país me han enviado mensajes de fortaleza y acompañamiento en este difícil momento de mi vida profesional. No tengo nada más que agradecerles de antemano y con el corazón todo su apoyo.

Nuestro trabajo es tan especial que hoy me puso en estas circunstancias de modo tiempo y lugar para enfrentarme a la crudeza de la realidad que resultó este impasse.

Compañeros, por mi familia y por este trabajo que valoro y respeto puedo afirmar con absoluta certeza que de mi parte hice lo humanamente posible y lo técnicamente obligatorio para conservarles la vida a esos usuarios del transporte aéreo, lamentablemente mis esfuerzos resultaron infructuosos por las razones que son por todos ustedes conocidas.

Hoy la vida me puso en esta poco agradable posición de haber tenido que enfrentarme a una situación como la del 28 pasado, situación que por nuestro trabajo nos vemos expuestos todos los días, todos los turnos, esta vez me correspondió a mí y reitero ante ustedes que me han manifestado su apoyo, que todo cuanto hice en la frecuencia fue por preservar la integridad de los ocupantes de esas dos aeronaves principalmente y por ende de los ocupantes de las otras aeronaves que estaban bajo mi responsabilidad.

Lamentablemente por causas de mis colegas periodistas he conseguido que personas ignorantes y ajenas a este oficio y sobretodo que ignoran los procedimientos amenacen mi integridad física y mi tranquilidad personal, por lo que he estado analizando soluciones al respecto las cuales espero discutir con las directivas de la entidad.

“Un amigo es alguien quien nos conoce, pero nos ama de todas formas” Fr. Jerome Cummings.

Con todo mi respeto y colegaje, de todo corazón,

Yaneth Molina
YANKY MIKE

por La Semana en noticiasaldiayalahora.co