La bolsa china se hunde otro 5,9% y acumula pérdidas del 29%

SHANGHAI, CHINA - JULY 08: An investor covers his face while he walks out from a brokerage firm on July 8, 2015 in Shanghai, China. On Wednesday Chinese shares fell again, with Shanghai Composite Index tumbling 5.5 percent to 3,521.20. The Shanghai stock index fall more than 30 percent in less than a month. (Photo by On Man Kevin Lee/Getty Images)

El índice general de la Bolsa de Shanghái, el indicador de referencia de los parqués chinos, se ha hundido un 5,90% (219,94 puntos), hasta los 3.507,19 puntos, a pesar de las nuevas medidas anunciadas desde Beijin para intentar estabilizar los mercados.

 

El índice, que el martes cerró con una caída del 1,29%, tras un breve respiro al alza el lunes después de anunciarse una serie de medidas desde organismos oficiales, se encamina hacia el peor mes de su historia al acumular unas pérdidas del 29% en las tres semanas anteriores.

 

En la sesión de hoy, el indicador llegó a perder hasta un 8% poco después de la apertura, y minutos después sólo había tres valores al alza, mientras más de 1.300 de los cerca de 2.800 que hay en las bolsas chinas habían suspendido ya su cotización, al alcanzar las pérdidas máximas diarias permitidas: un 10%.

 

Poco antes de la pausa de mediodía ya eran 1.429 empresas (el 51% del total entre ambos mercados) las que habían dejado de cotizar, lo que no impidió que el índice general, con los valores restantes, siguiera bajando.

 

El otro mercado de valores del país, Shenzhen, cerró con un descenso del 2,94%, aunque había iniciado la sesión con un desplome del 4,44%.

 

MEDIDAS PARA TRATAR DE PALIAR LAS CAÍDAS

 

El Banco Popular de China (central) ha anunciado una nueva serie de medidas para dotar de una mayor liquidez a la entidad estatal de crédito Corporación de Financiación del Mercado de Valores de China (CSF, en sus siglas en inglés) con el objetivo de estabilizar los mercados bursátiles.

 

La del banco central forma parte de una nueva batería de medidas adoptadas por varias instituciones chinas relacionadas con la bolsa que buscan calmar a unos mercados que atraviesan por un periodo de volatilidad máxima.

 

La Comisión Reguladora del Mercado de Valores de China (CRMV) también anunció que CSF, una entidad de crédito marginal que financia a las corredoras en la inversión en bolsa, incrementará sus compras de acciones de pequeñas y medianas empresas que cotizan para aumentar la liquidez del mercado.

 

Sin embargo, estas medidas no han sido suficientes para frenar la sangría.

 

¿POR QUÉ CAEN LOS MERCADOS CHINOS?

 

Tras un subidón del 150% en menos de un año el mercado cae sin control. Este subidón llegó de la mano de los pequeños inversores, que son ahora los grandes perjudicados.

 

Más de 90 millones de pequeños inversores chinos entraron en Bolsa atraídos por la gran rentabilidad, las continuas subidas y sin tener grandes conocimientos financieros. Era dinero fácil. Hasta comenzaron a endeudarse para comprar títulos. Pero en junio empezó la caída. Como explica Cinco Días:

 

“Las nuevas firmas de valores empezaron a endurecer las condiciones para prestar dinero a los inversores. Muchos de ellos son jóvenes invirtiendo a crédito, lo que acelera las caídas: como las carteras de los inversores valen menos, éstos están obligados a depositar más garantías (que no suelen tener; de lo contrario no pedirían dinero prestado) o a vender su paquete de acciones”.

Cuando las acciones empezaron a desplomarse, el pánico hizo que esos pequeños inversores se deshicieran de los títulos de forma masiva. Una huída que el Gobierno chino trata de frenar para estabilizar los mercados.

 

Huffington Post