¡Increíble! La Cuba de hace 57 años y la que dejó Fidel Castro (Imágenes)

fidel_castro_cuba

Este viernes 25 de noviembre del 2016 murió Fidel Castro, quien gobernó Cuba desde 1959 hasta 2016. Muchos de los que leerán este texto no habían nacido cuando las riendas de la isla ya estaban en manos del líder de la revolución cubana. Por esa razón, cabe preguntarse: ¿Cómo era Cuba antes de Fidel? ¿Como es ahora que ya no está?

 

Untitled-7-23.jpg

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en 1958 solo el 14% del capital total invertido en la isla era norteamericano. Los cubanos, en ese mismo año, eran los propietarios del principal renglón de la economía nacional: la industria azucarera.

En 1953, de cada 100.000 cubanos, 129 eran médicos. Esa estadística situaba a Cuba en el puesto 22 del mundo con más médicos por habitantes. Su tasa de mortalidad en aquel entonces era menor -5.8, la tercera más baja del planeta- que la de Canadá (7.6) y Estados Unidos (9.5). En América Latina, a finales de los 50, la isla poseía la tasa de mortalidad infantil más baja (3.76), por delante de Argentina(6.11), Venezuela (6.56) y Uruguay (7.30), de acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Cuba antes de Fidel Castro

La avenida de los Presidentes de La Habana, en 1956. Foto: Getty Images

Que la mayoría de los cubanos eran analfabetos era un mito. De cada mil habitantes, 101 leían periódicos todos los días. De 112 países, Cuba era el número 33 en cuanto a nivel de lectura diaria.

El Anuario Estadístico de las Naciones Unidas detalló que de cada 40 habitantes, uno tenía carro; de cada 38, uno tenía teléfono en su casa; de cada 28, uno tenía televisor; y de cada cinco, uno tenía radio. Todo eso en 1959.

De hecho, antes de la llegada de Castro al poder, los más importantes escritores y artistas cubanos, reconocidos internacionalmente, ya habían hecho lo más importante de su obra.

Cuba antes de Fidel Castro

Batista, con políticos y empresarios en el palacio presidencial, en 1958. Foto: Getty Images

¿Y la economía? En 1958, un trabajador agrícola ganaba tres dólares diarios por jornada de ocho horas. En el mismo período, un trabajador industrial se adjudicaba seis dólares al día. El trabajador agrícola cubano era el séptimo mejor pagado del mundo, mientras que el industrial era el octavo mejor pagado.

Datos divulgados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) situaban la tasa de desempleo cubana como la más baja de América Latina. Desde la década de los 40 y hasta 1958, el valor del peso cubano era equivalente al dólar.

En cuanto a la educación, había tres universidades privadas y tres financiadas por el Gobierno. Estas últimas tenían 20.000 estudiantes, mientras que las primeras contaban con 100.000 estudiantes. El sistema de educación pública contaba con 25.000 maestros, y el de la educación privada con 3.500.

Cuba antes de Fidel Castro

Estadounidenses apostando en el Hotel Nacional en 1958. Francis Miller / Getty Images

En 1957, estas instituciones capacitaron a 38.428 estudiantes. Un año más tarde, la tasa de analfabetismo era de apenas el 18%. Esos datos se hallan en los archivos del Ministerio de Educación de Cuba.

En resumen, solo Argentina y Uruguay superaban en América Latina la calidad de vida de Cuba.

Cuba en la actualidad

Hoy por hoy, la isla a duras penas supera a Haití en los renglones antes mencionados. El famoso bloqueo de los Estados Unidos se convirtió en la excusa favorita de los que justifican la gestión de los Castro (desde su renuncia en 2006, su hermano Raúl se hizo cargo).

Constantes violaciones a los derechos humanos, entre ellas fusilamientos a opositores y disidentes, empezaron a ser el pan de cada día. Se dice que Fidel Castro fusiló a más de 21.000 personas. Las prisiones empezaron a ser más que las playas, por lo que el verdadero bloqueo se instaló internamente. Las alianzas con la Unión Soviética y dictadores como Francisco Franco mostraban la línea a seguir.

La educación se adoctrinó por completo. Los que se negaban a recibir la enseñanza castrista, a base de una ideología uniformada, sencillamente no tenía otra opción para estudiar. Y no es que se podía quedar sin recibirla, tenía que aprenderla obligatoriamente.

Los hospitales pasaron a ser refugios de los empobrecidos residentes de los barrios. Las villas y los albergues cayeron en la miseria.

Cuba después de Fidel Castro

Debido al referido bloqueo, es casi imposible sustentar con cifras oficiales una información actual de Cuba. Los pocos medios de comunicación están, lógicamente, tomados por el Gobierno. Sus datos, en su mayoría, están inflados o no reflejan la realidad.

La tasa de mortalidad infantil subió como la espuma, al igual que las del desempleo y el analfabetismo.

Y cuando los cubanos se lanzaron a las calles a protestar contra el régimen castrista, fueron brutalmente apaleados, balaceados, reprimidos.

Para muchos, los más de 50 años de dictadura no son nada. Pero para la mayoría de los cubanos, es muchísimo. Generaciones de generaciones no conocen nada más, por lo que habrá que esperar a ver si la muerte de Castro, a sus 90 años de edad, trae consigo el tan anhelado cambio.

Cuba después de Fidel Castro

Cuba después de Fidel Castro

Cuba después de Fidel Castro

Cuba después de Fidel Castro

Cuba después de Fidel Castro

Cuba después de Fidel Castro

Cuba después de Fidel Castro

Cuba después de Fidel Castro

por CD en noticiasaldiayalahora.co