Existen “grupos” que sostienen a Maduro en el poder, según Nicmer Evans

nicmer_evans_cortesia_13jul2014

Al oficialismo podría importarle poco o nada el hecho de que el presidente Nicolás Maduro se mantenga al mando del país, siempre y cuando sigan controlando el poder. Según el politólogo Nicmer Evans, el jefe de Estado podría ser considerado un “estorbo” en algunos sectores del Gobierno solo si perjudica la preservación de la llamada “revolución”.

Aunque son muchos los rumores acerca de la división que provoca dentro del Psuv la continuidad del mandatario, para el dirigente de la tolda chavista Marea Socialistano hay sectores dentro del Ejecutivo que quieran salir de Maduro porque lo consideran un mal gobernante, a ellos no les interesa eso”.

En todo caso, añade, que lo que sí hay es un sector del oficialismo que maniobra porque cree que el Presidente está descapitalizando la posibilidad de hacer un proyecto político en torno al Partido Socialista Unido de Venezuela.

Evans señala que un círculo cercano al diputado Diosdado Cabello, sin apuntar directamente al número dos del Psuv, llegó a plantearse como escenario la posibilidad de desechar al mandatario. Algo ” que se descartó″ producto de la ayuda de un sector de la oposición para preservar a Maduro en el poder.

La otra cara de la moneda

Sobre la MUD podría recaer parte de la responsabilidad de que el presidente permanezca en el poder, pese a su baja popularidad. Aunque la suposición suena contradictoria, el experto sostiene que son los propios adversarios del mandatario quienes, a través de negociaciones, le mantienen en el Gobierno.

El dirigente socialista afirma que existen acuerdos sobre la aplicación de medidas económicas “que en manos Maduro tendrían el mismo impacto social que pudieran tener si las llevase a cabo un Gobierno de la oposición”.

No es que disten mucho de las empleadas por el actual Ejecutivo, sino que éste logra barnizarlas de rojo y hay como una especie de capacidad de atenuar lo que a todas luces es una bomba de tiempo social que no se ha activado por completo, y que este sector de la oposición está segura de que si ellos estuviesen al mando sí se activaría”, explica.

Verdad o mentira, lo cierto es que el diálogo entre la MUD y el Gobierno genera diferencias entre los adversarios del mandatario. Al punto de que varias toldas que conforman a la coalición opositora se negaron a participar en las conversaciones.

Culpa, además, a la falta de estrategia única, clara y coherente en la oposición en general para hacerle frente al Gobierno.

El uso de la fuerza

El especialista resalta que las Fuerzas Armadas Nacional Bolivariana también tiene una “cuota importante de responsabilidad” en la preservación del poder por parte de Maduro.

Las FANB por supuesto que son el soporte sobre el cual se basa la posibilidad del sostenimiento del actual presidente. Y la práctica de autoritarismo junto al control de los Poderes Públicos tiene una importante incidencia en el hecho de que se logre este objetivo”, recalca.

por Cd en noticiasaldiayalahora.co