Exigen que se levante ya la mesa de diálogo por falta de resultados

presidente-nicolas-maduro-aparecio-rodriguez_nacima20161123_0117_6

Vente Venezuela, Voluntad Popular y Unidad Visión Venezuela aseguran que la MUD debe refundarse y dar participación a la sociedad civil

José Gregorio Meza/El Nacional

“Lo único cierto es que el gobierno no ha cumplido con ninguno de los compromisos que asumió en la mesade diálogo y ahora dice que no asumió ninguno”. Si la ciudadanía se deja guiar por la opinión del presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, expresada en este tuit del pasado jueves, hay que darle la razón a quienes afirman que no es viable seguir las negociaciones con el chavismo.

De ese parecer es María Corina Machado. “Hay que detener ya este diálogo porque es una piedra de tranca en la ruta hacia la libertad”, indicó la coordinadora de Vente Venezuela. “Este diálogo no surgió en la unidad. Fue una decisión de tres partidos (Acción Democrática, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo) que, de manera inconsulta y en el momento menos oportuno cuando el país avanzaba en una ruta hacia una inminente transición, suspendieron todo ese proceso sin acordarlo con nadie”.

Aseveró que hay que reactivar la movilización ciudadana y la presión institucional para obtener resultados. “Así la comunidad internacional va a tomar una posición firme e inequívoca porque entenderá que estamos determinados a lograr un cambio político”. Eso –según sus cálculos– llevará a una verdadera negociación, con una mesa de acuerdos en la que se establezcan las condiciones para la salida del presidente Nicolás Maduro. “Para negociar con un gobierno autoritario como este se debe hacer desde una posición de fuerza con la gente en la calle, desde el país que no aguanta más, que quiere que se acabe la pesadilla”. Dijo que lo último quetenía que haber hecho la oposición era desmovilizar a los ciudadanos.

“Lo que tenemos ahora es una farsa controlada por el gobierno, que ha llevado a darle legitimidad y estabilidad, lo que es inaceptable”, apuntó sobre la mesa de diálogo. “Esto conviene a los intereses de Maduro, primero para permanecer hasta el 10 de enero en la presidencia, y luego para hacer creer que hay un proceso de acuerdo en marcha”.

A su entender la Mesa de la Unidad Democrática debe refundarse. “Necesitamos a todo un país movilizado, por lo que he planteado a la MUD que se requiere una coalición muy distinta, que no puede ser solo de partidos políticos, que incorpore a fuerzas sociales organizadas, y crear un enorme movimiento, una unidad superior que incluya a todos los partidos, pero que no sea un cogollo que tome decisiones sobre la base de análisis en el plano político-electoral, que hoy es solo una parte menor de las implicaciones que esta lucha conlleva”.

Cambio de rumbo. Lilian Tintori, la esposa de Leopoldo López, advirtió que, al igual que su marido, no comulga con estas negociaciones entre oposición y gobierno. “Como la mesa de diálogo no ha dado resultados debe levantarse por la libertad, la dignidad y nuestro futuro”, señaló en su cuenta de Twitter. Sostuvo que los presos políticos no pueden ser utilizados como mercancía de intercambio y que debían ser liberados de inmediato.

“Fuimos a El Vaticano para transmitirle a la Iglesia lo mal que nos sentimos con un diálogo que no ha tenido resultados”, manifestó al tiempo que destacó la precariedad en la que vive la población. “En Venezuela no hay comida ni medicinas y no han abierto el canal humanitario. El hambre y la enfermedad no pueden esperar”.

Su partido, Voluntad Popular, llamó a crear un Frente Constitucional para la Defensa de la Democracia quesustituya a la MUD, una propuesta similar a la hecha por María Corina Machado. “Ha quedado claro quesolo los partidos no vamos a poder lograr el cambio. Por eso defendemos la creación de un frente constitucional para el rescate de la democracia, que agrupe a todos los sectores de la sociedad que desean conquistar el cambio”, afirmó Freddy Guevara, coordinador nacional encargado. “Tenemos que asumir quenos enfrentamos a una dictadura que abarca no solo al gobierno, sino a casi todo el Estado y en ese sentido necesitamos del pueblo para lograr el cambio”.

Juan Guaidó, parlamentario de la AN por ese partido, sostuvo que ha empeorado la situación desde que seinició la mesa de diálogo. “En este momento no solo no hay condiciones para dialogar, sino que además el gobierno se ha burlado del pueblo”. Hizo un llamado a incorporar nuevas fuerzas en la MUD. “Hoy no tenemos un país polarizado, sino que la mayoría de la gente pide cambio. Hay que canalizar esa energía y podemos hacerlo. Es un buen momento para la apertura y la inclusión de otros sectores en las discusiones”.

También Omar Ávila, secretario general de Unidad Visión Venezuela, pidió correctivos a la mesa de diálogo, aunque ratificó que no están dadas las condiciones para que se lleven estas negociaciones. “Deben incorporarse trabajadores, sindicatos y estudiantes”. Mostró su desacuerdo sobre la forma en que se han adelantado las conversaciones. “Eso es una mesa chucuta, son dos minorías que discuten. Todo debe pasar por el cambio de gobierno por lo que debe reactivarse la ruta electoral”.

Aseguró que a la oposición le urge una renovación. “En la MUD tienen el camino desviado esa minoría de partidos. Con sus errores han venido secuestrando las decisiones de la mayoría. Debemos reestructurar a la MUD y reimpulsarla, o si no tendrá que nacer otra cosa, porque no podemos estar a espaldas de lo que quiere nuestro pueblo, que es un cambio de gobierno”.

Las elecciones son la salida para solucionar la profunda crisis social y económica que vive Venezuela, según Richard Blanco, diputado a la AN y presidente encargado de Alianza Bravo Pueblo. “Todo lo demás que no sea la vía electoral y el referéndum revocatorio, que para nosotros no está muerto, es simplemente accesorio”.

Llamó al gobierno a respetar los acuerdos de la mesa de diálogo y a la oposición a ratificar el compromiso de seguir en la calle. “Si a algo le tiene pánico el gobierno es que el pueblo exija la solución de sus problemas”. No puso plazo a las negociaciones, pero sí alertó de que estarán muy atentos al cumplimiento de las decisiones. “Si no cumplen se irán tomando acciones en el camino para hacer respetar la Constitución y darle respuesta a un pueblo que exige la solución de sus problemas”.