Éramos muchos y parió la abuela: Nos quedamos sin billetes

billetes_de_100_cortesia_8jul2015

Las cosas que ocurren en Venezuela son insólitas y solamente suceden en nuestro país.

A la falta de alimentos y medicinas ahora se suma la de billetes para realizar las transacciones básicas de la economía.

Esto es sencillamente increíble, que un Banco Central deje a la economía sin el efectivo para que ésta pueda funcionar adecuadamente. Jamás se ha visto tanta ineptitud en el manejo operativo de un Banco Central en el mundo.

Si el instituto emisor es el que tiene el monopolio de la emisión de billetes, es sencillamente absurdo que no haya billetes suficientes en la economía. Si tienen una Casa de la Moneda en Maracay donde pueden emitir todo el dinero que quieran, no se entiende por qué no hay dinero, en la forma de efectivo.

La explicación de este absurdo radica en el hecho aparentemente sin sentido según el cual el Banco Central de Venezuela (BCV) mantiene una estructura de monedas y billetes que no está acorde con la realidad económica del país. Así, actualmente con una inflación acumulada de más de 10.000% entre 2008 y 2016, el poder de compra de los billetes y las monedas ha sido pulverizado por el aumento de los precios. En consecuencia, un billete de Bs 100 emitido en 2008, actualmente vale menos de dos céntimos, debido al aumento de la inflación. Ello ha llevado a que la gran mayoría de los billetes en circulación sea de Bs 100 debido a que los de menor de denominación literalmente son inútiles.

Mantener el actual cono monetario causa muchos problemas a la economía comenzando por el hecho de que hay que cargar con pacas de billetes para hacer pagos simples y de bajo monto que se podrían realizar con billetes de mayor denominación. Igualmente, para el Banco Central los costos de emitir billetes carentes de valor son muy elevados y le cuesta mucho en términos de divisas. Es decir, se está gastando dinero innecesariamente, causando un daño al patrimonio nacional. También la falta de efectivo hace que muchas transacciones que podían realizarse no se hagan, afectando negativamente la actividad económica. Finalmente, la falta de billetes está llevando a que mucha gente tenga que pagar para tener efectivo.

Por estas razones, la Asamblea Nacional le propuso al BCV actualizar el cono monetario mediante la emisión de nuevos billetes. Eso fue hace cinco meses cuando se sugirió emitir un billete de Bs 5.000. Hoy, debido a la aceleración de la inflación deben imprimirse los siguientes billetes: Bs 10.000, Bs 5.000, Bs 2.000, Bs 1.000 y Bs 500. Los actuales seguirían circulado hasta agotarse. Sin embargo, ni el Gobierno ni el BCV han atendido esta solicitud que hoy es un clamor nacional.

Uno no sabe qué intereses ocultos hay para seguir sosteniendo unos billetes que no tienen valor y que están agudizando la crisis económica. Tal vez ello obedezca a que no quieren que se evidencie lo obvio: la brutal inflación que sufre Venezuela y que está arruinando al pueblo.

por @JoseAGuerra/ en noticiasaldiayalahora.co