El gobierno vende productos colombianos más caros que lo que cuestan en Cúcuta

aceite-venezolanos-hicieron-colombia-efe_nacima20160710_0087_6

Quienes habitan en los alrededores fronterizos, prefieren pasar al país vecino a adquirir alimentos de la cesta básica así como artículos de limpieza

Eleonora Delgado/El Nacional

Los productos importados por el gobierno regional del Táchira a Colombia para paliar la escasez no están al alcance de la mayoría de los consumidores. De hecho, los ciudadanos que habitan los alrededores fronterizos, prefieren pasar al país vecino a adquirir alimentos de la cesta básica, así como artículos de limpieza ya que hay más variedad y son más baratos. Solo el café molido y la leche en polvo resultan más caros de otro lado de la frontera.

Los alimentos y productos venezolanos regulados tienen tiempo que no aparecen por los anaqueles de mercados y supermercados. Incluso, cuando alguien hace alguna pregunta sobre ellos, muchas veces desencadena una discusión y quejas de las personas que le escuchan.

Son pocos los alimentos y artículos de aseo personal que llegan a los establecimientos comerciales y cuando llegan los venden según el día y el número de terminal de cédula que corresponda en el momento.

Hace dos meses y medio, el 6 de septiembre de 2016, el gobierno regional comenzó la venta de alimentos, artículos de aseo personal e implementos agropecuarios importados, siempre con el argumento que la escasez es provocada por la guerra económica. Un grupo de importadores, cuyos datos no se conocen ni en Fedecamaras Táchira ni en Consecomercio, indicaron sus presidentes Daniel Aguilar y Cirpriana Ramos, están encargados de hacer las operaciones con divisas propias.

Los alimentos y artículos importados y vendidos en el Complejo Ferial de Pueblo Nuevo, en su mayoría de factura colombiana, cuestan hasta 1.000 bolívares más que comprarlos en Cúcuta. Mientras los importadores se limitan a dos marcas, pasando los puentes internacionales, por el mismo producto hay al menos seis.

Los precios. Mientras acá se vende aceite vegetal en envase de 900 mililitros, en Cúcuta se consigue la misma presentación de 1 litro por 900 bolívares menos. La harina precocida importada cuesta en San Cristóbal 3.325 bolívares y en Cúcuta, 1.960 bolívares. Igual ocurre con la harina de trigo, el azúcar, las arvejas, el arroz, la mantequilla y la pasta.

El mercado comprado en Colombia incluye un paquete de 40 toallas sanitarias ultrafinas con alas en 7.920 bolívares, mientras que el comprado en Venezuela contiene un paquete de 12 unidades en 3.100 bolívares. Lo mismo ocurre con el papel higiénico: el adquirido en Cúcuta incluye un paquete de 24 rollos en 14.400 bolívares y el de importados comprado en San Cristóbal tiene un paquete de 4 rollos en 3.900 bolívares.

Luego de tomar nota de los precios de los alimentos y artículos importados en el Complejo Ferial, Juan Hernández comentó que acudiría a los bachaqueros para “conseguir las cosas un poco más económicas”.José, propietario de uno de los abastos ubicados en Pueblo Nuevo, comentó que iba a mayoristas en Cúcuta para hacer rendir el dinero y reponer la mercancía.