Del whisky al papel higiénico: el impacto de la crisis venezolana en Maicao

colombia2-11-21-16_wide-88eace7f086b15f37f314728c376d1e77c34d0e7-s800-c85

El portal NPR publicó un artículo en el que reseña el gran impacto que ha recibido un pequeño pueblo Colombiano por la crisis económica en Venezuela y contrasta la lamentable realidad de los venezolanos que tuvieron que pasar de comprar artículos de lujo, línea marrón y licores, a adquirir productos de primera necesidad.

A continuación puede leer el artículo completo:

El pueblo de Maicao, en el desierto colombiano de la Guajira, a pocos kilómetros de la frontera Venezuela, solía estar plagado de venezolanos comprando televisores, computadoras y whisky de 12 años. Durante aquellos buenos días, Jaider Heras, quien tiene una licorería, vendía hasta 300 cajas de whisky y ron. Pero debido a la peor crisis económica que atraviesa Venezuela, Heras está luchando por mantener a flote su negocio.El poder adquisitivo de los Venezolanos se ha evaporado por el colapso del bolívar. El billete de 100 -mayor denominación- tiene una valor aproximado de 6 centavos de dólar.

El país también enfrenta una inflación de 3 dígitos y una crítica escasez de alimentos y medicinas. En la actualidad, los venezolanos que hacen compras en Macao, buscan productos básicos como papel higiénico y otros rubros que son difíciles de hallar en los mercados locales.

“Mira como he tenido que cambiar mi tienda”, dice Heras mientras señala las cajas y bolsas con comida. “Ahora tengo que vender arroz, azúcar y aceite vegetal, que es lo que los venezolanos están buscando”.

Las ganancias de Heras también se han contraído considerablemente, pero al menos, lo que percibe es suficiente para mantener el negocio. Más de 150 tiendas en Maicao que empleaban a cerca de 1.500 trabajadores han tenido que cerrar, explica Grace Aguilar

Heras’s profits have shrunk, but at least he’s still in business. More than 150 Maicao stores employing about 1,500 people have shut down, says Grace Aguilar, el segundo sfuncionario municipal que supervisa asuntos comerciales y de seguridad.

Los problemas en la frontera comenzaron hace algunos años cuando la caída de los precios petroleros y por lo que los críticos describen como las fallidas políticas económicas del gobierno socialista que se ha establecido en Venezuela desde 1999.

Éstas incluyen restricciones en el control de cambio para importar y exportar, la expropiación de granjas y empresas, y un control de precios que destruye la rentabilidad de la producción de alimentos.

El presidente Nicolás Maduro culpabiliza de los problemas económicos del país a dueños de grandes empresas y a los líderes de la oposición, quienes según él, están realizando una “guerra económica” en contra de su gobierno. Asimismo, responsabiliza a los contrabandistas que transportan toneladas de productos subsidiados entre las fronteras y los revenden para obtener grandes ganancias.

Para paliar el efecto del contrabando de extracción, Maduro decidió cerrar las fronteras con Colombia. Pero la medida, no logró aliviar la escasez ni el desabastecimiento, mientras que sí malogró muchos negocios en Maicao que se quedaron sin sus consumidores.

La frontera reabrió en agosto, pero solo para peatones.

por NPR en noticiasaldiayalahora.co