Cuáles son los 10 países con la economía más libre y los 10 con más restricciones

Uno latinoamericano está entre los mejores, y otro está penúltimo, sólo por encima de Corea del Norte. El estudio incluye un índice sobre integridad gubernamental y eficiencia judicial

Hong Kong es el país con la economía más libre del mundo, según la 23ª edición del Índice de Libertad Económica que elabora la Heritage Foundation, think tank estadounidense con sede en Washington. Técnicamente no es un país independiente, ya que es una región administrativa especial que forma parte de China, pero en la práctica tiene una autonomía casi total. Suma 89,8 puntos sobre 100.

Solamente otros cuatro estados son considerados totalmente libres por el estudio: Singapur (88,6), Nueva Zelanda (83,7), Suiza (81,5) y Australia (81). Los cinco que le siguen en el ranking son catalogados como “mayormente libres”, ya que tienen puntajes que van de 70 a 80. Son Estonia (79,1), Canadá (78,5), Emiratos Árabes (76,9), Irlanda (76,7) y Chile (76,5).

La economía más reprimida de las 180 analizadas es la de Corea del Norte, que tiene apenas 4,9 puntos. Completan el podio dos países latinoamericanos: Venezuela (27) y Cuba (33,9). Luego aparecen República de Congo (40), Eritrea (42,2), Zimbabue (44), Guinea Ecuatorial (45), Timor Oriental (46,3), Argelia (46,5) y Yibuti (46,7).

“Los ingresos per cápita son mucho mayores en los países que son económicamente más libres. Los que en el índice de 2017 fueron rankeados como libres o mayormente libres generaron ingresos que duplicaron la media del resto (…) Mayor libertad económica está también fuertemente correlacionado con bienestar general considerando factores como salud, educación, medioambiente, innovación, progreso social y gobernanza democrática”, sostiene el informe publicado por la Heritage Foundation.

El índice se compone de cuatro pilares: estado de derecho, tamaño del gobierno, eficiencia regulatoria y mercados abiertos. Todos tienen el mismo peso y se desagregan en tres indicadores cada uno, lo que da un total de 12 a partir de los cuales se llega al número final. Son derechos de propiedad, efectividad judicial, integridad gubernamental, cargas impositivas, gasto público, salud fiscal, libertad empresarial, libertad laboral, libertad monetaria, libertad comercial, libertad de inversión y libertad financiera.

La libertad económica en América Latina

Sólo un país en la región es considerado mayormente libre: Chile. Diez son “moderadamente libres” (entre 60 y 69,9 puntos): Colombia (69,7), Uruguay (69,7), Perú (68,9), Panamá (66,3), Costa Rica (65), El Salvador (64,1), México (63,6), Guatemala (63), República Dominicana (62,9) y Paraguay (62,4).

“La apertura de Chile al comercio mundial y a la inversión provee bases sólidas para el dinamismo económico —dice el estudio—. Un ambiente regulatorio transparente, apuntalado por derechos de propiedad muy bien defendidos, da seguridad comercial para el sector privado. El sistema judicial independiente continúa asegurando el estado de derecho. Sin embargo, algunos cambios políticos recientes empujaron a la libertad económica chilena hacia una senda bajista. Se expandió el tamaño del gobierno, se introdujeron medidas impositivas redistributivas y subió la tasa corporativa”.

Cuatro países califican como “mayormente no libres” (entre 50 y 59,9 puntos): Nicaragua (59,2), Honduras (58,8), Brasil (52,9) y Argentina (50,4). Los seis restantes se consideran económicamente reprimidos: Haití (49,6), Ecuador (49,3), Surinam (48), Bolivia (47,7), Cuba (33,9) y Venezuela (27).

El empeoramiento de la escasez de alimentos, medicinas y otros bienes de consumo, combinado con una inflación de tres dígitos que erosionó la estabilidad monetaria, han minado drásticamente la ya frágil economía venezolana. Años de políticas intervencionistas y distorsivas, que incluyeron nacionalizaciones y restricciones a las importaciones, dejaron condiciones económicas extremas. Hay un riesgo sustantivo de que el malestar social entre en una espiral que se salga de control”, afirma el estudio.

Uno de los mayores obstáculos al bienestar general en América Latina es el bajo grado de respeto al estado de derecho, el emergente más claro de una institucionalidad débil. El Índice de Libertad Económica incluye dos subíndices que tratan de capturar este fenómeno: integridad gubernamental, que mide la permeabilidad del estado frente a la corrupción; y la efectividad judicial, que revisa la capacidad de la justicia para actuar con independencia y celeridad.

Chile lidera en integridad gubernamental, con 70,5 puntos. Casi al mismo nivel está Uruguay, con 70,3. Son los únicos dos con buenas notas. El panorama es desolador en el resto. Sólo Costa Rica (55,4) está por encima de 50, y sólo Cuba (41,8) y Panamá (40,9) superan los 40. En estado crítico están Guatemala (27,5), Nicaragua (27,4), Haití (19,1) y Venezuela (11,6).

En lo que respecta a efectividad judicial los resultados son muy similares. La principal diferencia es que en este ranking Uruguay (66,8) supera a Chile (63,7), aunque ambos con puntajes bajos para ser los mejor ubicados. Costa Rica (55,6) vuelve a aparecer tercero, seguido de Brasil (49,7), Argentina (39,6), México (38,7) y Honduras (38,2). Cuatro de los cinco países con peor sistema de justicia son bolivarianos: Nicaragua (15,9), Bolivia (15,4) Venezuela (10,3) y Cuba (10). El otro es Surinam (15,4).

Infobae

en noticiasaldiayalahora.co