Cómo conseguir trabajo en EEUU siendo extranjero

Cada año los Estados Unidos les abren sus puertas a miles de trabajadores extranjeros de diversas profesiones y categorías de empleo, es por ello que todos los trabajadores deben recibir una autorización para trabajar legalmente en los Estados Unidos.

Los profesionales que se demandan mayoritariamente en Estados Unidos, según la Oficina de Estadísticas laborales, son los siguientes: el sector de las TIC vuelve a ser el líder en demanda, seguido de enfermería (los estadounidenses no suelen tener interés por esta profesión), los traductores e intérpretes, los odontólogos centrados en los niños, los cocineros, oficiales de seguridad y sobre todo los profesores hispanohablantes, ya que el 21% de los alumnos que estudian en este país, son hispanos.

Para trabajar en el país tienes que tener un visado, pero atento a cada uno y a quienes van dirigidos:

Visados tipo A: dirigidos a personal que presta servicio para el gobierno o para organizaciones internacionales.

Visados tipo B: para trabajos especializados.

H-1B: para personal altamente cualificado en ocupaciones específicas. El requisito mínimo es tener una licenciatura. La duración es de tres años renovable otros tres. Si deseas continuar, deberás pedir la residencia permanente.

L-1A/L-1B: el primero permite la estancia durante 7 años y el segundo durante 5 años para aquellos extranjeros que hayan trabajado fuera de Estados Unidos para una empresa matriz o filiar de dicho país.

J1: destinado a investigadores o estudiantes sujetos a programas de intercambio de visitantes aprobado por la Oficina de Asuntos Educativos y Culturales del Departamento de Estado. El tiempo de estancia se limita al tiempo del programa.

I: otorgados a profesionales de medios de comunicación extranjeros para el periodo de un año, renovable.

P: deportistas o artistas de élite y profesionales con una duración del campeonato o espectáculo.

O: Visado para personalidades de reconocido prestigio.

R: visados para trabajos de tipo religioso.

Nota: el visado tipo B-1/B-2 que es para visitantes por razones de Negocios, Académicos, Turismo, Tratamiento Médico, no se encuentra disponible.

Por tanto, si no tienes ninguna cualidad especialmente destacable fuera de lo común ni eres cura y simplemente quieres trabajar en EEUU, tu visado es el H-1B o L-1A/L-1B.

Trabajo en EEUU

Recomendaciones para el CV

  • Deben ser personalizados para cada empresa.
  • No pongas foto: la ley prohíbe discriminación por raza, sexo, creencia religiosa y demás, y no les interesa saber tu aspecto en absoluto, tan solo tus capacidades.
  • Después de incorporar tus datos personales, debes describir tus objetivos en el puesto de trabajo y venderte. Al fin y al cabo, el objetivo del documento es llegar a una entrevista cara a cara. Ten en cuenta que tu cv dura en las manos de un recursos humanos tan solo 7 segundos.
  • Utiliza frases destacadas: utiliza frases cortas y destacadas con palabras claves que den brillo al resume.
  • Usa palabras y verbos en acción: palabras como preparar, lograr, destacar, conseguir. A veces, tu resume puede ser escaneado automáticamente y es muy posible que el ordenador destaque esas palabras.
  • Destaca las posiciones que se asemejen al puesto al que optes y descríbelas brevemente.

Una vez te llamen para concertar la entrevista de trabajo, ten en cuenta que a los norteamericanos les encanta que se les muestre mucho interés por sus proyectos, por lo que debes hacerles preguntas sobre ellos para mostrar tu motivación por el puesto. Con respecto a las preguntas, son similares a las de las entrevistas en Venezuela.

Además, si quieres buscar empleo no olvides visitar lugares concurridos, como también está la opción de buscar a través de portales web, siendo algunos los siguientes:

por Notilogía en noticiasaldiayalahora.co