CICPC: Trabajadores bancarios ayudaron a falsear los datos para robar con puntos de venta

Un robo masivo ocurrido el pasado 20 de noviembre habría encendido las alarmas en todo el país al hacerse noticia por su peculiaridad. Los delincuentes responsables del robo hicieron uso de un punto de venta inalámbrico para robar a los usuarios de una unidad de transporte que cubría la ruta Nuevo Circo – Guarenas.

El hecho ocurrió a las 4:00 de la tarde, aproximadamente, cuando los sujetos secuestraron el autobús y ordenaron a sus pasajeros “sacar sus plásticos”. A las víctimas los obligaran a pasar sus tarjetas de débito y/o crédito, y vaciar sus cuentas.

“Ese tipo de cosas son prácticamente imposibles. Cada punto de venta está asociado a la cuenta bancaria de una persona jurídica (empresa) o una firma personal con sede física (tienda). Si eso ocurre los fondos irían a esa cuenta y por lo tanto se identificarían plenamente sus datos”, explicó vía telefónica un ejecutivo de atención a la pequeña y mediana empresa de una entidad bancaria privada.

La fuente explicó que para solicitar un punto, los interesados deben presentar una serie de requisitos: Solicitud de afiliación de establecimientos comerciales, copia del RIF, copia del registro mercantil, copia de la cédula de identidad de los representantes legales de la empresa y una cuenta corriente activa en ese banco.

“En este momento no tenemos dispositivos. Los clientes que introdujeron el pedido este año podrían recibirlos entre febrero y marzo, que es cuando esperamos que lleguen al país. Si haces la solicitud ahorita quizás en junio podrías recibirlo”, acotó.

Señaló que en caso de que robos como estos ocurran, la víctima debe formular el reporte en las entidades bancarias, el cual consiste en entregar una carta explicativa de los hechos, copia de la cédula de identidad del cliente y copia de la denuncia ante el Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Por su parte, el comisario jubilado del extinto Cuerpo Técnico de Policía Judicial (Ctpj), Andrés Rosales, indicó que en ese tipo de robos es posible que los ladrones tengan vinculación con trabajadores bancarios que los ayudan a falsear los datos de un comercio para solicitar el punto.

“Los delitos bancarios son los más fáciles de rastrear porque cada transacción electrónica con una tarjeta genera un registro con los datos del emisor, el receptor y la operación. Todo eso queda almacenado en las bases de datos de las cuentas del emisor y el receptor. Con toda esa información la policía puede rastrear a los responsables y capturarlos, desarticulando así a la banda”, aseveró.

Sobre el caso del robo en la unidad de transporte, el comisario jubilado Luis Bustillo Tábata, ex Jefe de la División Contra Delitos Informáticos del Cicpc también afirmó la posible complicidad de de algún empleado bancario. Sin embargo, aseveró:

“Hay un autor intelectual que es dueño de la cuenta donde cae todo ese dinero. Las investigaciones darán con esa persona. No importa la falsedad que haya en documentos bancarios o registros comerciales, pronto caerá”.

por noticiasaldiayalahora.co