Carolina Herrera: “No hay nada que envejezca más a una mujer que vestirse de joven”

Carolina Herrera presenta el libro sobre sus 35 años de una carrera profesional en busca de la belleza

Mábel Galaz/El País

A pesar de que Carolina Herrera (Caracas, 1939) lleva muchos años en la industria de la moda y sometida a la exposición mediática no le gusta hablar en público. Por eso llegó ayer a la presentación de su libro en Madrid, Carolina Herrera 35 Years of Fashion, nerviosa. Lo contaba su marido Reinaldo sentado en un discreto lugar de la sala mientras la hija de ambos, Carolina, observaba a su madre y jefa.

Pregunta. Sorprende que todavía se ponga nerviosa en público, usted que ha conocido a tanta gente importante.

Respuesta. Es que yo no he nacido para esto. Lo mío es otra cosa.

“Un icono de moda es Isabel II que lleva 50 años siendo fiel a un estilo”

Para la entrevista pide un rincón y cierta cercanía. Se nota que le gustan las distancias cortas.

P. En este momento de balance de 35 años de carrera, ¿de qué colección se siente más satisfecha?

R. Sin duda de la primera, de la de 1981. Ahora que ha vuelto a ser fotografiada para este libro he comprobado que sigue vigente.

P. Usted reivindica que la moda no debe ser algo pasajero.

“Hay quien cree que las alfombras rojas son un desfile, pero son otra cosa”

R. Creo que el éxito de un diseñador es que su trabajo tenga una continuidad en el tiempo. Es lo que yo busco.

P. Pero eso va en contra de las tendencias.

R. Estoy en contra de ellas. Parece que la gente quiere ir uniformada. Todas con el mismo bolso o con el mismo zapato.

P. ¿Para qué sirve entonces la moda?

La diseñadora venezolana, en Madrid.

La diseñadora venezolana, en Madrid. SAMUEL SÁNCHEZ

R. Sirve para ayudar a tu ojo a la hora de vestirse. Si quieres disfrazarte, vete al circo.

“La elegancia no es solo belleza, es también la forma de pensar”

P. Sin embargo, en los últimos tiempos parece que hay un culto por lo feo.

R. Sí, hay gente que da la sensación de que por la mañana cuando abre el armario mira qué es lo más feo que tiene para vestirse. No entiendo la moda sin la belleza. Yo trabajo para que las mujeres que se vistan de Carolina Herrera se sientan bellas.

P. Hay quien piensa que según se vaya vestida una puede sentirse segura y poderosa.

R. Sin duda, un vestido da poder.

Carolina Herrera llega a la cita luciendo una camisa blanca y una falda de lana de vuelo. Se cubre con una capa negra cuando nota frío. Posa para las fotos como una modelo. Sabe mirar a la cámara.

P. Es usted famosa por sus camisas blancas.

R. Hay gente que piensa que siempre voy vestida con una camisa blanca y que me he pasado media vida en Studio 54, todo porque fui alguna vez. A veces llevo camisas blancas, como hoy, ya que me dan seguridad. Hoy tenía poco tiempo para arreglarme.

P. Usted busca siempre la belleza, es una constante en su vida. Pero, ¿qué es la elegancia?

R. La elegancia no es solo belleza, es también la forma de pensar, la forma de moverte.

P. ¿Está a favor de la cirugía estética?

R. Sí, pero si no te convierte en la persona que no eres. Pero no hay nada que envejezca más a una mujer que vestirse de más joven.

P. Uno de los trajes que la hizo famosa fue el de novia que diseñó para Carolina Kennedy.

R. Recuerdo una cosa que no he contado nunca. Me llamó Jackie para decirme que quería que le hiciera el vestido a su hija. Carolina vino a verme sola. Ella lo decidió todo. Jackie vio lo que habíamos hecho solo dos días antes de la boda. Siempre recomiendo a las novias que vayan solas a elegir su modelo. Eso de ir con la madre, la abuela, la amiga… resulta un gran error.

P. ¿Quiénes para usted una mujer elegante?

R. Todo el mundo habla de Jackie pero para mí un icono de elegancia de verdad es la reina Isabel de Inglaterra, que lleva más de 50 años siendo fiel a una determinada forma de vestir que se corresponde con el papel que le ha tocado desempeñar al frente de la corona.

P. Usted viste ahora en ocasiones a la Reina de España.

R. Sí, lleva algunas cosas nuestras. Es muy guapa.

P. ¿La conoce?

R. Sí.

A Carolina Herrera no le gusta llenar la conversación de nombres propios. “Es que para mí todas las mujeres son iguales. Yo no trabajo para una, diseño para todas, para que se sientan guapas. Cuando una firma habla tanto de nombres propios tengo la sensación de que algo pasa”.

P. Se ha mostrado muy crítica con la cultura de las alfombras rojas.

R. No son una pasarela como algunos creen. Son otra cosa. Todas las actrices tienen un estilista que les dice lo que tiene que ponerse. Ellas nunca eligen. Renée Zellweger es de las pocas que no tienen.

P. Y suele vestir ropa de Carolina Herrera.

R. Pues sí.

P. Esta semana Donatella Versace decía que las mujeres son mejores diseñadoras.

R. No estoy de acuerdo. No hay que ser mujer para conocer el cuerpo de una mujer. Además, hay muchos diseñadores que se ponen ropa femenina.

P. ¿Vestiría a Melania Trump?

R. Todas las primeras damas del mundo deben promocionar la moda de su país.