Cacería de choferes en las vías

Ronier Cardozo no se detuvo cuando los delincuentes lo intentaron despojar de la camioneta, en la que hacía transporte en el aeropuerto. La Policía científica maneja como móvil la resistencia al robo. Es el segundo asesinato que se reporta en Zulia por asaltos a los conductores

Solo las luces de la Ludimax gris, placa A64BV2A, alumbraban la vía principal de la urbanización Altos de la Vanega, cuando dos ladrones interceptaron a Ronier Enrique Cardozo González (23) para quitarle la camioneta. El muchacho no se detuvo y le dispararon en la cabeza.

Los familiares no podían creer lo ocurrido. “Estamos locos, no tenemos mente para nada”. El tercero de cinco hermanos salió a trabajar como todos los días. Hacía transporte a los empleados del aeropuerto. Como no regresaba, lo llamaron ayer, a las 3.00 de la mañana, y contestó un oficial y dijo: “No lo busquen está muerto en el hospital”.

Uno de sus hermanos explicó que el muchacho salía a la medianoche y terminaba a las 6.00 de la mañana “pero siempre iba a la casa y descansaba, mientras le tocaba salir de nuevo”. Se preocuparon al no saber de él y por eso lo llamaron, al enterarse de la noticia acudieron al Hospital General del Sur.

Allí los oficiales les explicaron que dos delincuentes lo emboscaron en la avenida principal del sector Sabaneta para robarlo, presuntamente no se detendría y le dispararon. Luego huyeron.

Quienes presenciaron lo ocurrido llamaron a una ambulancia. Los paramédicos lo llevaron hasta el centro hospitalario, pero llegó sin signos vitales. Los familiares acudieron a la Policía científica a denunciar e iniciar el trámite para la entrega del cuerpo.

“Él tenía cinco años trabajando en esa corporativa”, detalló un allegado. Se supo que la víctima había cambiado de ruta recientemente. “Antes se iba por la vía de Mercasur, pero lo atracaron y le quitaron la camioneta y lo dejaron botado por El Palotal”.

El transportista cambió su ruta y empezó a irse por la Circunvalación 1, “y pasó esto”, sentenció su hermano con la voz quebrantada.

Las víctimas
13-10 A Manuel Márquez (65) le dispararon en el pecho para despojarlo de su camión 350, en el kilómetro 56 de la vía hacia Perijá.

Ronier Cardozo. 23. Residía en San Francisco. Trabajaban con la cooperativa desde hace cinco años. Tuvo un hijo y lo describieron como alegre y emprendedor.

La Policía presume que los delincuentes ya sabrían a que hora pasaba por la zona y por eso lo interceptaron.

 

Andrea Querales / La Verdad