Atracadores con puntos de venta se extienden por “La gran Caracas”

puntode_venta

La falta de dinero en efectivo en la calle, al parecer no es un obstáculo para los delincuentes, ya que ahora atracan con puntos de venta en autobuses del transporte público que salen en las terminales de pasajeros de Caracas.

Según la publicación del periodista Deivis Rámirez Miranda en El Universal, desde el Nuevo Circo están abordando los colectivos que cubren rutas suburbanas como Caracas-Guarenas y Guatire para cometer los asaltos masivos.

Fue el domingo de la semana pasada, a las cuatro de la tarde aproximadamente, cuando dos sujetos se montaron en la Encava perteneciente a la línea Conductores Unidos que salió del Nuevo Circo hacia Guarenas, que a primera vista eran dos viajeros más, Pero cuando el chofer tomó la avenida Bolívar, fue obligado a detenerse en el semáforo que comunica (girando a la derecha) con la entrada hacia San Agustín del Norte, justo diagonal al Museo de los Niños.

Los dos delincuentes se habían levantado y anunciado un asalto masivo con armas de fuego en mano. El conductor bajo amenaza de muerte tuvo que conducir hacia la ruta exigida, y una vez dentro del sector, en un barrio de San Agustín del Sur, le dijeron que se detuviera en una de las calles de la zona. Allí los hampones lanzaron su primera orden: “todo el mundo con tarjeta en mano”, refiriéndose a las de débito o crédito que tenían en su poder y quienes no mostraban el plástico, fueron obligados a desnudarse para hacerles una requisa corporal exhaustiva, pues los ladrones no confiaban en su palabra.

Mientras uno hacía la revisión de cada pasajero, el otro sacó un punto de venta inalámbrico que tenía en un bolso, el cual utilizaría para pasar tarjetas y obtener sumas de dinero. “Fue una situación muy traumática porque yo no tenía tarjetas y me quitaron la ropa. Solo se me llevaron 1.500 bolívares que tenía en efectivo, pero hubo personas que le vaciaron las cuentas”, refirió una víctima que prefirió no identificarse por miedo.

Ante el robo masivo, el chofer decidió ir hasta la sede del Cicpc en Parque Carabobo, para denunciar el hecho, pero allí les dijeron que no podían atender su problema “por ser domingo y muy tarde”. Los invitaron a que acudieran el día lunes a formular sus denuncias.

Al día siguiente una de las víctimas acudió al organismo y llevó copias de sus movimientos bancarios. Días después la investigación arrojó que el punto de venta correspondía a un frigorífico de Caracas. Hasta la fecha está siendo investigado al detalle, para determinar la responsabilidad del propietario del aparato.

por El Universal en noticiasaldiayalahora.co