Amazon desembarca en México

El gigante del comercio electrónico elige el mercado mexicano para expandir su negocio en América Latina

Amazon ha puesto el primer pie en América Latina. La firma estadounidense de comercio electrónico ha anunciado este martes su llegada a México donde planea aprovechar la expansión del mercado de las compras por Internet. Desde esta madrugada, la página web de la compañía encabezada por Jeff Bezos ofrece aparatos electrónicos, libros, videojuegos, juguetes y ropa a través de su plataforma en el territorio mexicano.

 

Después de la medianoche, un cliente en el centro de México hizo el primer pedido de la web mexicana: un muñeco de acción. La empresa ha apostado por la apertura de 12 tiendas o secciones para vender sus artículos. Amazon ha montado su centro de distribución en Cuautitlán Izcalli (Estado de México, a 35 kilómetros de la Ciudad de México) y ha garantizado entregas en un día para sus consumidores. Además, ha organizado puntos de recogida de productos, como ya lo hace en Estados Unidos y España. “Si mejoramos la experiencia del consumidor, llega más tráfico a nuestra plataforma”, ha apuntado Alexandre Gagnon, director de expansión internacional.

 

El mercado del comercio electrónico en México se ve apetitoso para Amazon. En 2014, este sector acumuló ventas por 162.000 millones de pesos (10.300 millones de dólares), un 34% más que el año anterior, según datos de la Asociación Mexicana de Internet (Amipci). De los 53,9 millones de mexicanos que tienen acceso a Internet, un 75% hizo alguna compra electrónica el año pasado. La firma estadounidense no ha hecho público el monto de la inversión que ha trasladado a México y resguarda celosamente la cifra de clientes mexicanos que ya están inscritos en la plataforma.

Para el desembarco de Amazon en México, la compañía ha elegido a Juan Carlos García como director de su división en la Ciudad de México. García fundó las startups de ventas en Internet Decompras.com y PlazaVIP.com que después vendió a Terra Networks y Grupo Carso. También fue, durante dos años, vicepresidente de comercio electrónico para Walmart México. “Tenemos más productos que en cualquier tienda física y más que en cualquier tienda en línea”, ha dicho en el lanzamiento de la web mexicana.

 

García reconoce que el mercado del comercio electrónico todavía es incipiente, pero que tiene una perspectiva de crecimiento importante. Para darle un primer impulso a la plataforma, la empresa ofrece envío gratuitos en compras superiores a 599 pesos (38 dólares), así como ofertas en algunos productos. El director de la división mexicana asegura que los precios y la rapidez de las entregas servirán para hacerse de buena parte del mercado. “No nos obsesionamos con la competencia, nuestra obsesión es con el cliente”, ha explicado.

 

La compra electrónica en México se encuentra dominada por empresas como Mercado Libre, Linio, eBay y Walmart. Otras firmas como Liverpool, Palacio de Hierro e Inditex han incursionado en los últimos años con éxito. Un mexicano gasta en promedio 1.860 pesos (118 dólares) al mes en el comercio en Internet y el 88% de ellos prefiere hacer la transacción a través de un ordenador. La Amipci estima que el crecimiento del mercado electrónico es inminente y que algunos mexicanos han comenzado a comprar a través de teléfonos móviles y tabletas.

 

Amazon solo vendía en México libros electrónicos y su lector Kindle. Los compradores mexicanos solían adquirir otros de sus productos a través de la tienda en Estados Unidos del gigante del comercio electrónico. Estos consumidores cubrían altos costes por la conversión de la moneda, los envíos internacionales y las restricciones de aduana impuestas por la Hacienda mexicana. La firma acortará la distancia y los costes con sus clientes mexicanos.

 

Sonia Corona/El País