Álvaro Uribe no asistió a la reunión convocada por el presidente Juan Manuel Santos

El ex mandatario optó por no acudir ni enviar representantes al encuentro que organizó el gobierno para buscar la concertación con los sectores que impulsaron el “no”

El ex presidente colombiano Álvaro Uribe, líder de la campaña por el “no” en el plebiscito sobre los acuerdos con las FARC, decidió no asistir a la reunión convocada por Juan Manuel Santos para la mañana del lunes.

“Mañana mismo convocaré a todas las fuerzas políticas, y en particular a las que se manifestaron hoy por el no, para escucharlas, abrir espacios de diálogo y determinar el camino a seguir“, dijo el domingo el mandatario colombiano en su discurso. La expectativa estaba puesta en Uribe, enfrentado a su sucesor y ex ministro de Defensa. El senador del Centro Democrático (CD) habló después del mensaje de Santos se mostró con plena disposición al diálogo. “Queremos contribuir a un Acuerdo Nacional, que nos escuchen las razones“. En ese sentido, manifestó que es necesario formular “correctivos” a la negociación con la narcoguerrilla.

Álvaro Uribe, en campaña por el “no”

Álvaro Uribe, en campaña por el “no”

Iván Duque, congresista del CD, ya había adelantado la posibilidad de que el partido no participe del encuentro. “Hay que darle espacio al gobierno para que se reúna con su bancada y después nos diga cuándo está dispuesto a juntarse con nosotros”, indicó el vocero. Posteriormente, allegados al uribismo indicaron que “no es el momento adecuado“.

Por ello, el gobierno solo cuenta en la reunión con los miembros del deUnidad para la Paz, coalición política que impulsó los diálogos, conformada por los partidos Liberal, Conservador, “la U”, Cambio Radical, Polo, Alianza Verde, Mira, Mais, ASI y Opción Ciudadana.

Ya comenzado el encuentro, el CD emitió un corto comunicado en el que desearon “insistir en que se escuchen” las razones de la oposición, y reiteraron su voluntad de reunirse “con los delegados que el Gobierno Nacional designe”.

Entre los principales rechazos al acuerdo por parte de sus detractores, figuran la posible participación política de los cabecillas de las FARC en cargos públicos y la amnistía planteada para ciertos crímenes cometidos por la guerrilla. Además, exigen mayores reparaciones económicas para las víctimas, ya que acusan al grupo armado de haber amasado una fortuna con el narcotráfico.

A su vez, Francisco Santos, primo y opositor del mandatario, resaltó que modificar el acuerdo no es comenzar de cero. “Hay muchos elementos que están bien construidos“, afirmó, en un reconocimiento a la labor de los negociadores de paz que pocos esperaban por parte del ex vicepresidente de Uribe.

por Infobae en noticiasaldiayalahora.co