Acusaron a dos policías por desaparición forzada de un hombre en Carabobo

img_0000186591_w_00600

El Ministerio Público acusó a los funcionarios de las policías del estado Carabobo y Municipal de Naguanagua, Eudier Cañate y Walter Rodríguez, respectivamente, por su presunta responsabilidad en la desaparición forzada de Roberto Masullo, reseña Ministerio Público.

Este hecho, por el que también fue acusada Milexi Farías, ocurrió el 30 de agosto de este año en la avenida principal de La Trigaleña, municipio Valencia del estado Carabobo.

Los fiscales 28º y auxiliar de la referida jurisdicción, José Antonio López y Anny Camejo, respectivamente, acusaron a los dos hombres por los delitos de desaparición forzada, asociación para delinquir y robo de vehículo automotor.

Mientras que la mujer fue acusada por desaparición forzada en grado de cómplice necesario, además de los otros tipos penales mencionados.

Estos delitos están previstos y sancionados en el Código Penal y las leyes Orgánica contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo, y sobre el Hurto y Robo de Vehículos Automotores.

En el escrito presentado ante el Tribunal 3º de Control de ese estado, los fiscales solicitaron la admisión de la acusación, el enjuiciamiento de las tres personas y que se mantenga la medida privativa de libertad contra Cañate y Rodríguez, quienes permanecen recluidos en el Comando 41º de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en esa entidad federal.

Por su parte, Farías está recluida en el anexo femenino del Internado Judicial de Carabobo, ubicado en Tocuyito.

El 3 de septiembre de este año, un familiar de Masullo denunció ante funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) su desaparición; el hombre fue visto por última vez el 30 de agosto a bordo de su vehículo marca Toyota en el sector La Trigaleña.

De inmediato, el Ministerio Público coordinó la investigación ejecutada por funcionarios del Cicpc, la cual condujo a la aprehensión de Cañate, Rodríguez y Farías, quienes presuntamente habrían interceptado a la víctima en una patrulla a fin de despojarlo de su vehículo, el cual vendieron posteriormente mediante un documento fraudulento.

En este sentido, los policías fueron detenidos en Valencia y Naguanagua el pasado 11 de octubre, mientras que la mujer fue aprehendida por una comisión del Grupo Antiextorsión y Secuestro de la GNB el 14 de octubre, tras una orden de aprehensión solicitada por los fiscales del caso.